La llamada “Cueva de la cara” está en la comuna de Vilhonneur, departamento de Charente, cerca de la ciudad de Angoulême, en el oeste francés. Se le puso ese nombre para diferenciarlo de la cercana cueva decorada de Placard.

Aunque la cueva se conocía desde mucho antes, los restos humanos y el arte parietal se descubrieron en diciembre de 2005, el hallazgo fue obra de dos espeleólogos que investigaban con permiso del propietario.

Rostro humano de Vilhonneur, Charente.

Hay esqueletos de 5 hienas que pueden ser de hace unos 28.000 años y huesos humanos datados hace unos 27.000 años, entre los últimos, un cráneo sin mandíbula, claramente depositado por alguien allí.

mano indirecta negra en la cueva de Vilhonneur, Charente.

Entre las figuras, destacan los signos negros pintados con carbón, sobre todo puntos y rayas, hay una mano indirecta negra, tal vez con una duplicación del pulgar. Es posible que utilizaran relieves de roca para completar figuras de animales, se han identificado caballos, felinos, osos o renos.

Detalle de rostro humano en la cueva de Vilhonneur, Charente.

La figura más significativa, la que da nombre a la cueva, es una cara humana hecha con carbón y aprovechando la forma de la roca. Dos trozos rotos de calcita representarían el pelo, dos rayas negras horizontales los ojos, una gruesa raya vertical la nariz y otra raya horizontal la boca.

Algunos investigadores creen que la cara dibujada puede estar relacionada con el enterramiento humano descubierto en la cueva, interpretan que el cráneo podría pertenecer a una persona en concreto y que lo enterraron siguiendo un ritual concreto.

Siguiendo un criterio estilístico, las figuras se han situado hace unos 27.000 años, en el Gravetiense, estaríamos ante una fecha coherente con las dataciones realizadas a los huesos humanos.

Se trata de una propiedad privada y el acceso es muy limitado, acotado a unas pocas visitas organizadas por el dueño a lo largo del año.

 

Ekainberri

Leave a reply