Vale do Côa: santuario al aire libre

En 1994, en las playas de la margen izquierda del río Côa, se descubrieron figuras grabadas y piqueteadas en grandes piezas de esquisto y pizarra. Para entonces, ya se conocían

Share
Siega Verde: arte rupestre a la luz del día

Muchas veces el arte rupestre se ha entendido como expresión gráfica hecha por los humanos paleolíticos en las cuevas, pero el arte rupestre es cualquier expresión artística sobre cualquier superficie

Share
Pech Merle: la cueva de los caballos moteados

En el departamento de Lot, entorno al pueblo de Cabrerets, hay una docena de cuevas con arte rupestre, una de ellas abierta al público desde 1926: Pech Merle. Aunque la

Share
Niaux: el santuario de las pinturas negras

En el pueblo de Niaux, en la cuenca del Vicdessos, situada en el departamento de Ariège, hay varias cuevas con restos de presencia humana del Paleolítico, una de ellas ha

Share
Rouffignac: la cueva de los cien mamuts

Périgord en Francia es una de las regiones con mayor densidad de arte rupestre paleolítico. En la zona de Les Eyzies, en la meseta de Légal, hay una cueva con

Share
Chauvet: revolución en el arte rupestre

En diciembre de 1994, tres espeleólogos entraron a explorar una cueva en el departamento de Ardèche, cerca de la comuna de Vallon-Pont-d´Arc. Cuando estaban saliendo, uno de ellos vio la

Share
Lascaux: la catedral del arte rupestre

La cueva de Lascaux, situada en Montignac, Dordoña, es una de las primeras referencias del arte rupestre paleolítico en Europa. Está en el valle de Vézerè, una de las áreas

Share

Hay al menos cinco figuras de ciervos y cabras. El descubrimiento fue realizado por miembros de Antxieta Jakintza Elkartea el pasado 15 de diciembre mientras exploraban la cueva. Estas pinturas

Share
Covalanas: ejemplo de la escuela de Ramales

Covalanas está en el municipio cántabro de Ramales de la Victoria, en el Monte Pando o Haza, sobre la cueva de El Mirón. Tiene su entrada en una pared creada

Share
La Garma: arte rupestre intácto

En noviembre de 1995, un grupo de investigadores de la Universidad de Cantabria estaba investigando las cuevas de la colina La Garma, en Omoño, municipio de Ribamontán al Monte. Descubrió

Share