Se cree que el género humano Homo sapiens surgió en África hace unos 150.000 años, este género abarca a varias especies, algunos de los cuales tuvieron un desarrollo más exitoso que otros y han sobrevivido durante más tiempo.

Con el tiempo, los individuos del género sapiens se extendieron desde su lugar de origen a todo el mundo, vivió distintos desarrollos según se iba extendiendo y surgieron especies distintas dentro del género.
El humano que tiene el aspecto más parecido al del humano de hoy en día es al que se conoce como humano moderno u Homo sapiens. Tras una evolución de miles de años, hace unos 35.000-30.000 años aparece el humano conocido como Homo sapiens-sapiens o Cro-magnon, la especie con una capacidad cerebral idéntica a la nuestra (1.400cm3) y la única especie del género Homo que sobrevive todavía.
El inicio del recorrido del Homo sapiens-sapiens en Europa puede situarse hace unos 35.000-30.000 años, con el arranque del Paleolítico Superior. Su capacidad cerebral aumenta hasta llegar a una capacidad media de 1.400 cm3, su cráneo se redondea y su frente se endereza, el tamaño de su cara y sus dientes disminuye, los huesos se estilizan y gana altura.
La razón del éxito de esta especie puede ser su capacidad de adaptación, mientras muchas especies humanas previas se adaptaban a un nicho ecológico muy limitado y se quedaban a vivir allí, los Homo sapiens-sapiens se extendieron a todo el mundo y se adaptaron a vivir en hábitats muy diversos y muy extremos, apareciendo desde el clima frío y árido de los polos hasta el caluroso y húmedo de la zona ecuatorial, explotando y aprovechando los recursos de cada zona en su propio provecho.
La economía de los primeros Homo sapiens-sapiens, como la todos los humanos del Paleolítico, era cazadora, pescadora y recolectora, conseguían los recursos para la vida cotidiana explotando su entorno y se movían con frecuencia para buscar esos recursos. Esta especie no empezó a producir alimentos y a asentarse entorno a los puntos de producción hasta una época mucho más tardía.
Por lo menos en lo referente a Europa, estos humanos tendían a vivir en cuevas, tenían una poderosa razón para ello, el Paleolítico Superior coincide con la última gran glaciación, las personas tenían que hacer frente a un clima muy frío y las cuevas resultaban un lugar ideal para protegerse de ese frío extremo.
Estos espacios cerrados mantienen la temperatura constante y en invierno pueden resultar espacios muy cálidos. Eso no significa que sus únicas viviendas fueran las cuevas, pero construirían los campamentos al aire libre con materiales perecederos como maderas o pieles, por lo tanto, esos restos sólo se han podido conservar en condiciones ambientales muy especiales.
Se considera al Homo sapiens-sapiens también el primer artista, el arte es cualquier actividad o producto realizado por los seres humanos con un objetivo estético o de comunicación, empleando para ello diferentes recursos a su disposición.
Las primeras manifestaciones artísticas se sitúan hace unos 30.000 años, coincidiendo más o menos con la aparición del Homo sapiens-sapiens, que realizó figuras en los objetos u en las paredes de las cuevas con el objetivo de expresar algo.
Son un magnífico ejemplo de esta actividad artística el arte rupestre dejado por estas personas en las paredes de la cueva de Ekain, o las piezas de arte mueble encontradas en el yacimiento arqueológico de la misma.
Las principales fuentes para conocer a los humanos de la Prehistoria y su forma de vida son las obtenidas por la arqueología, al no tener escritura, y por ser imposible recuperar su patrimonio inmaterial, el único modo que tenemos para conocer a estas personas son los vestigios, herramientas y restos que dejaron en su lugar de habitación, que forman la base del trabajo del arqueólogo.
Debido a esas características de las fuentes, muchas veces el arqueólogo tiene que interpretar los datos y todavía hay muchos puntos referentes a estos temas que necesitan aclararse, muchos aspectos de la vida de nuestros antepasados de la época del Paleolítico siguen envueltos en el misterio.

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIN
  • Pinterest
Share
Tagged in
Leave a reply