Se considera que un documento histórico posee valor artístico cuando es original, cuando emite un mensaje a través de la vista, si ese mensaje contiene un elemento simbólico y si su principal objetivo no es utilitario.
Hay debate sobre la época en la que el ser humano empezó a crear arte, pero su generalización se produjo en el Paleolítico Superior, con la aparición del Homo sapiens-sapiens. Durante la Prehistoria se utilizaron técnicas muy diversas para crear estas expresiones artísticas. Las tendencias son distintas en el arte rupestre o en el arte mueble, las personas han optado por una técnica u otra según el tema o la región.
El arte del Paleolítico aparece en dos tipos de soportes distintos. Hay que diferenciar entre el arte mueble y el arte rupestre. La técnica empleada ha sido distinta según el soporte, o tal vez el tipo de soporte ha tenido influencia en la conservación de la técnica empleada en esas obras de arte.
El arte mueble es el tipo de expresión artística realizada sobre superficies transportables por una persona de complexión media y el soporte condiciona mucho la técnica decorativa. Normalmente la técnica de la pintura se utiliza en piezas de piedra, pero es posible que esa pintura se haya perdido en otro tipo de materiales a causa del uso hecho por los humanos de ese instrumento.
La técnica del grabado se puede ver en distintos tipos de soporte, se utilizan buriles o lascas de sílex para marcar materiales duros como hueso, asta o piedra. Se han realizado decoraciones muy simples o muy elaboradas, esos motivos suelen ser unos buenos marcadores regionales.
También hay que tener en cuenta la técnica de la escultura, son bastante habituales las estatuas realizadas en hueso, asta, marfil o piedra, tal vez las más conocidas son las Venus o figuras femeninas que pueden estar ligadas a la fertilidad.
El arte rupestre se realiza en superficies que una persona no puede mover, en grandes losas de piedra o en paredes de cuevas o abrigos rocosos, se puede observar el uso de técnicas muy diversas. También hay que tener en cuenta el trabajo previo de preparación que exige trabajar en cuevas profundas, puesto que hay que calcular muy bien la cantidad necesaria de material. Además, el tipo de luz empleado, el fuego, tiene una influencia fundamental en el resultado final.
Tal vez el dibujo y la pintura sean las técnicas más conocidas del arte rupestre, aparecen muchas veces relacionadas, se adhiere una substancia al soporte a través de diferentes medios, en el resultado predominan dos colores, el rojo y el negro.
También existen técnicas que destruyen parte del soporte, en el caso de la técnica del grabado, se realizan marcas con un instrumento afilado sobre superficies duras hasta obtener el resultado deseado. También se han creado obras de arte marcando superficies blandas como la arcilla con los dedos. Otra opción es trabajar las figuras golpeando la pared con un instrumento afilado, el piqueteado se ha utilizado sobre todo en yacimientos al aire libre.
La técnica de la escultura se ha utilizado en abrigos en los que entra la luz solar, se trata de tallar la figura sobre una superficie dura. Se la figura se hace trabajando la superficie hacia el interior, estamos ante la técnica del bajorrelieve, si se destaca la figura rebajando el contorno, hablamos del altorrelive; si ¾ de la figura sobresalen de la superficie o es totalmente independiente de la misma, estamos ante una estatua o un bulto redondo.
Cuando una escultura se ha realizado sobre arcilla u otro material plástico, la técnica se conoce con el nombre de modelado. Se encuentra en espacios subterráneos y está muy condicionado por la fragilidad del material.
En muchos casos, se puede observar el empleo de más de una técnica en una misma figura. Es bastante corriente la combinación de pintura y grabado, tal como ocurre en algunos caballos de Ekain o en el caso de los osos. Puede ocurrir también que una figura se empiece con una técnica y se acabe con otra.
Por último, tenemos que mencionar la técnica del encontrismo, se trata de integrar relieves naturales de la roca en la figura, en completar las figuras con las formas naturales de la pared, se considera uno de los logros más importantes del arte prehistórico. Para entender esta técnica en su plenitud, hay que tener en cuenta los efectos visuales que provoca la luz del fuego en una cueva.

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIN
  • Pinterest
Share
Tagged in
Leave a reply