El abrigo de Fuente del Trucho se encuentra entre los municipios oscenses de Colungo y Asque, en el lado izquierdo del río Vero, en el importante conjunto arqueológico de la Sierra de Guara.
En 1978, un equipo de trabajo de la Universidad de Zaragoza y el Museo Arqueológico de Huesca descubrió arte rupestre paleolítico en su interior, las únicas manifestaciones de arte parietal de esta época descubiertas hasta ahora en Aragón. El descubrimiento echó por tierra la teoría de que el arte rupestre paleolítico era un asunto de la Cornisa Cantábrica.

Se trata más de un gran abrigo que de una cueva, la luz del sol llega a todos sus rincones. Orientada al sureste, con luz natural y situada cerca de fuentes de agua, se convirtió en un cazadero de cabras y ciervos. Es difícil datar los restos por la larga ocupación que ha tenido el lugar y por estar muy revueltos.fuente del trucho
Aquí vivió el Neandertal en el Musteriense (hace uno 100.000-35.000 años) y el Homo sapiens desde hace unos 31.000 años hasta hace muy poco.
Las decoraciones se encuentran en 22 paneles y se han identificado unos 140 figuras, restos o manchas entre puntos, caballos pintados, manos y signos trilobulados. La mayoría de las representaciones son pinturas rojas, aunque también hay algunas pinturas negras y grabados.fuente del trucho 2
Al no haber posibilidad de datar directamente las pinturas, se dataron los depósitos de calcita que hay encima de las mismas, las figuras más antiguas (los puntos) pueden ser de hace unos 31.000 años, algunos caballos de hace unos 29.000 años, las manos de hace unos 27.000 años y los signos trilobulares hace unos 25.800 años, entre el fuente del trucho 3Auriñaciense y el Gravetiense.
En la zona de la entrada hay unas digitaciones que pudieron ser hechas hace unos 4.000 años, pueden encuadrarse en el arte rupestre esquemático, en el Neolítico.

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIN
  • Pinterest
Share
Leave a reply