Font de Gaume está en el municipio de Les-Eyzies-de-Tayac-Sireuil, departamento de Dordoña, en la cuenca del río Vézerè, cerca de Les Combarelles, La Mouthe, Cap Blanc o Lascaux. Es Patrimonio de la Humanidad desde 1979, en el conjunto Sitios prehistóricos y cuevas decoradas del valle de Vézerè.

Se encuentra en medio de una pared de roca caliza, la entrada es una grieta en la roca. Tiene un desarrollo de unos 125 metros, con una altura máxima de 8 metros y una anchura de 2 o 3 metros. Las primeras figuras están a unos 60 metros de la entrada, protegidas por un estrechamiento.

La gente del lugar conocía la cueva en el siglo XIX y unas pintadas son testigo de ello, pero el maestro del pueblo descubrió las figuras en septiembre de 1901, en el contexto de las investigaciones de Les Combarelles.

Hay restos humanos desde el final del Musteriense hasta el final del Paleolítico Superior, del Neandertal y del Homo sapiens, pero no parece que fuera una vivienda, sino un santuario.

Alberga más de 200 imágenes grabadas y pintadas, muchas de estas polícromas. El tema principal son los animales y predomina el bisonte, también hay mamuts, caballos, renos y ciervos, uros, cabras, un lobo, un oso y dos rinocerontes lanudos. Hay que mencionar los signos, geométricos, tectiformes, rectangulares o en forma de X y algunas marcas que pueden ser antropomorfos.

Las representaciones más espectaculares están en el Friso de los Bisontes, los arqueólogos los descubrieron en 1966 mientras hacían labores de limpieza en la cueva.

No hay dataciones absolutas de la cueva, las figuras se han situado por criterios estilísticos en el Magdaleniense, hace unos 15.000 años.

Aunque sea de forma muy limitada, está abierta al público, es la única cueva con pinturas polícromas que se puede visitar hoy en día en Francia.

Leave a reply